Kokoshca

kokoshca

Kokoshca son muy listos, son parapsicólogos y miran hacia el salvaje este cuando todos los demás miran al oeste. Kokoshca son unos borrachos, como todo este país que se retrata él sólo, dia a día, pero que yo prefiero mirar en el retrato que pintan los pamplonicas: retorcido, absurdo, goyesco, español.

Son salvajes, sí. Y bicéfalos, como el perro de Demikhov, porque también saben hacer baladas abolladas donde se derrama gota a gota el dulce néctar del pistilo de una planta carnívora, dispuesta a devorar influencias siempre irreprochables. Su descaro sólo se equipara a su inaudito don para componer himnos de última fila de un autobús que conducen por turnos Martin Rev, Jonathan Richman, Evaristo y Lou Reed.

Y sobre todo, Kokoshca transmiten la certeza de que no van a entregar nunca material mediocre, que su futuro siempre será interesante, valiente y, sobre todo, peligroso.

Su pasado lo ha sido: 2 discos publicados en el subsuelo del underground (Birra y Perdiz), carne de coleccionista ya, y otro más en el no menos ignoto sello Ayo Silver!, también agotado. Este oscurantismo no ha sido óbice para labrarse una reputación como uno de los grupos con un directo más pasional de España, como atestiguan sus conciertos en festivales como Primavera Sound (en tres ocasiones), Benicassim o Kutxa Kultur, y haber conseguido un ramillete de anti-himnos (“La Fuerza”, “No Volveré”…) que son coreados por sus seguidores cada vez que suenan como si les fuese la vida en ello.

Su próxima referencia supone su primer salto serio, con el single “Corazón Caliente / Corazón de Hielo” (grabado por Guillermo Fernández y con portada doble de Ana Pagola) de adelanto del próximo disco que publicará Sonido Muchacho en otoño.

Kokoshca son Iñaki López y Amaia Tirapu desde el principio (Javier Aznárez lo dejó), e Iñigo Andión y Álex López desde hace 3 años.

Comentarios

Puedes comentar lo que quieras

Publica un comentario