Que la música pop es un género en constante mutación es una obviedad comprobable con sólo echar un vistazo a los saltos en el sonido y las modas que se han producido de década en década. Pero tal vez necesitaremos algo más de perspectiva histórica para darnos cuenta de lo que ha supuesto la crisis del Covid en el terreno de la música. No sólo por las consecuencias del confinamiento en el ánimo y la salud mental de los artistas y de qué manera eso se traslada a sus canciones. También porque dos años son un mundo en el contexto de la música pop, y este despertar otra vez a la vida cuenta con nuevos protagonistas pidiendo paso con la urgencia de quien siente que le han robado su tiempo…

De entre los múltiples ejemplos que encajan en esta descripción y que están destinados a darle un vuelco al pop y el rock tal y como lo conocíamos hasta ahora destacan Chicxs Rosas, posiblemente el grupo más claramente generacional del momento. Chicxs Rosas son una banda de Madrid cuyos cuatro componentes apenas acaban de entrar en la veintena y que desde críos han consumido todo que entraba por sus oídos sin apriorismos ni prejuicios de ningún tipo.

Es cierto que cada uno de los componentes de Chicxs Rosas se declara abiertamente fan de algún tipo de sonido concreto, casi como si de un grupo de superhéroes se tratara: Carla no se corta en admitir su condición de fan fatal de Taylor Swift y Spice Girls; Borja es el más aficionado al rap; y Kike y Pablo son responsables de los ramalazos abiertamente punk (o pop-punk más bien) que se hacen evidentes en la mayor parte de las canciones del grupo. A todos ellos puedes seguirles también en sus prolíficas carreras en solitario como Kike Con Más, Shakeitmila, Blame Blop o Goldb. Pero en cualquier caso, nada como asistir a la explosiva combinación de los cuatro componentes de Chicxs Rosas.

Sería absurdo intentar encasillar en compartimentos estancos a una banda que si por algo se caracteriza es por saltar de género, por una serie de canciones en las que la singular personalidad de sus componentes deriva en irresistibles melodías, tan frescas y desenfadadas como la propia imagen del grupo. En temas como Desde la ESO, hoy por hoy el himno particular de la banda. Aunque apenas un ligero reflejo de todo lo que Chicxs Rosas pueden llegar a ser en un futuro inmediato.