Quién no conozca aún a Erik Urano – o Flat Erik – está a punto de entender muchas cosas. Referente absoluto del rap en castellano (señalado por artistas masivos como C. Tangana, Alizzz, Reels B, entre un largo etcétera), la música de Erik no ha sido capaz de salir a la superficie pese a la importancia de su figura a la hora de entender la nueva música urbana actual. Hasta ahora. Si en el pasado, junto a los Urano Players, puso a Valladolid en boca de todos los medios del género, con su trabajo en solitario ha sido capaz de tener una crítica unánime y sobresaliente.

Con Vantablack / Molecular se abre una nueva etapa en su carrera: primero anunciando su fichaje por esta casa – Sonido Muchacho – y luego presentando su particular homenaje a Akira – el manga de Katsuhiro Otomo -, que sirve para confirmar el porqué estamos ante uno de los más grandes, con una forma de entender la rima y la melodía tan avanzada, personal, y necesaria.

Esto es solo el principio de lo que viene, que parece que va a ser algo muy grande.