Dos canciones, un nuevo single, sirven para calmar la sed a la espera del largo que dé continuación a Desorden, el sobresaliente debut de La Plata publicado en 2018. Mientras eso sucede, Victoria y Aire nuevo aportan un puñado de pistas de hacia dónde se mueve el universo sonoro y creativo de los valencianos, apuntalado en esta ocasión por el trabajo tras los mandos de Hans Krüger en los Montreal Studios. Krüger, quien ya firmó la grabación de la última referencia de La Plata, el single 01 03 2019, extrae en esta ocasión un sonido a caballo de lo electrónico y el postpunk romántico y melancólico de Décima Víctima.

Comparten ambas canciones una engañosa sensación de optimismo. La “victoria” a la que hace referencia el tema en la cara A no esconde los sacrificios asociados a la lucha, comunitaria y por supuesto también individual: “Un nuevo intento, otra derrota…”, “La muerte o la gloria será la victoria…”. En la cara B un aire nuevo describe con apenas un puñado de palabras las sensaciones del día después: “Un aire nuevo avanza en silencio, avanza sin miedo”. Una vez más La Plata ejercen de correa de transmisión entre las inquietudes y las frustraciones de una generación de jóvenes que exigen un cambio drástico para poder avanzar. Y si en el pasado alguno de los componentes del grupo afrontaba el directo embozado con una mascarilla, ahora parecen más dispuestos que nunca a arrancarse la mordaza y mirar hacia adelante justamente en un momento en que nuestra realidad se asemeja de forma cristalina a aquella distopía representada por sus primeras canciones.