Las convulsiones creadas por la maldita Covid-19 han generalizado una tendencia que ya iba cada vez más al alza: los proyectos musicales individuales, generados en habitaciones y con todas las posibilidades otorgadas por el abaratamiento de la tecnología, habían matado a las bandas que se juntaban a tocar en un local de ensayo.

Menta, sin embargo, es un grupo que emergió en plena pandemia. Meji (voz), Nico Rubio y Rodrigo Godoy (guitarras), Lucas Sierra (bajo), Grego Scopa (teclado) y Pedro del Pozo (batería) publicaron su primer EP en junio de 2020 y causó una sorpresa instantánea.

Las cuatro nuevas canciones del grupo afincado en Madrid confirma todas las esperanzas puestas tras escuchar las tres que los dieron a conocer. “Hace un año no sabíamos muy bien dónde estábamos ni qué hacíamos, pero ahora sabemos perfectamente lo que queremos y hemos encontrado un sonido y una composición en la que nos sentimos muy cómodos”, afirma la banda que, de nuevo, ha grabado en El Castillo Alemán con Carlos Hernández en la producción.

Y lo que más marca la diferencia son esos textos en la voz de Meji. Estamos ante una cantante absolutamente única que desborda carisma. Puede sorprender que ella provenga del flamenco, ya que su registro, grave y rudo, a bocajarro y sin tonterías, parece más cercano al del punk o el rock urbano. No obstante, todos los miembros del grupo participan de la composición y aportan sus letras, destinadas a abrir nuevas aristas en nuestro pop independiente.