Las convulsiones creadas por la maldita Covid-19 han generalizado una tendencia que ya iba cada vez más al alza: los proyectos musicales individuales, generados en habitaciones y con todas las posibilidades otorgadas por el abaratamiento de la tecnología, habían matado a las bandas que se juntaban a tocar en un local de ensayo. Menta, sin embargo, es un grupo que emergió en plena pandemia. Meji (voz), Nico Rubio y Rodrigo Godoy (guitarras), Lucas Sierra (bajo), Grego Scopa (teclado) y Pedro del Pozo (batería) publicaron su primer EP en junio de 2020 y causó una sorpresa instantánea. Al mismo tiempo, hacía más intrigantes las expectativas al demorarse su
presentación en directo.

Ayer te echaba de menos: una botella me he abierto, luego me he fumado un porro y me he metido cuatro dedos”, cantan entre el desconsuelo, el nihilismo y el amor más crudo unos Menta que presentan “Ojalá te mueras”, un primer single de su primer EP “Menta”, que resuena como un puñal y que sirve como carta de presentación de una banda llamada a convertirse en revelación de un 2020 para olvidar muchas cosas, pero no sus canciones, escritas a navaja sobre el antebrazo.

Este año, vienen con más, y presentan “Esperar”, el primer single de un nuevo EP en el que han depurado su fórmula: el sonido sigue los estándares del mejor indie pop de guitarras, pero lo que marca las diferencias son sus textos, que abordan vivencias cotidianas con una crudeza impactante y una violencia casi gore.