Si cada año hay un artista, o banda, que consigue traspasar la barrera del púbico para consagrarse en nuestra música, este 2021 tiene una apuesta clara: va a llevar el apellido de Fresquito y Mango. Al principio, incluso nosotros, en Sonido Muchacho, no sabíamos muy bien qué hacer con estos dos jóvenes de apenas 20 años que, habían formado un proyecto que no llegábamos a entender del todo: canciones sencillas, directas, con referencias absolutamente dispares y unas letras que rezumaban juventud y amor adolescente por todos lados. El ánimo en 2020 no podía estar más lejos de esto… Pero, de repente, como un mal sueño, todo ha vuelto a tener sentido: justo han sido esos elementos los que se han convertido en un coctel pegajoso que da forma a uno de los proyectos más frescos, divertidos, y llenos de energía de los últimos años. Da igual la edad que tengas, lo que pienses, o lo que escuches: Fresquito y Mango están haciendo las canciones más vivas del momento, y eso, es justo lo que necesitamos.

La nueva ola, lo más fresco, o el pop del futuro. Da igual. Fresquito y Mango han llegado como un vendaval, sin ningún tipo de prejuicio, para convertirse en una de las referencias más visibles de nuestra música en los próximos años. Una forma en sí de entender la vida que llega ahora de la mano de una de las canciones del año: “Mándame un audio” es un hit incontestable de (des)amor y eterna juventud, y el puñetazo definitivo para convertir a dos amigos de Zaragoza, en la cabeza visible del pop del presente, con mayúsculas.